Beautyme se mantiene gracias a su comunidad. Ganamos una pequeña comisión por las compras realizadas a través de los enlaces. Leer más.

Contorno de ojos: Qué es y para qué sirve

cristina.jpg

Se trata de una de las zonas más delicadas y visibles de nuestro rostro y sin embargo, en muchas ocasiones pasa completamente desapercibida o simplemente, no sabemos bien a ciencia cierta, cómo debemos cuidarla.

Son varios los factores que confluyen para que dejemos de algún modo, un poco olvidados los cuidados de esta zona. Una de las creencias más comunes es pensar que debemos utilizar la misma crema que aplicamos en el rostro y que esto no supondrá ningún problema.

Por este motivo, queremos comenzar añadiendo la importancia de contar en nuestra rutina con un buen contorno de ojos que sea eficaz y que realmente cuide de este área como merece.

Pero justo aquí esta la clave, la esencia de este post, ya que aún parece no quedar muy claro qué es un contorno y para qué sirve, pero no os preocupéis porque aclararemos todas vuestras dudas en este artículo.

¿Qué es el contorno de ojos?

Contorno de ojos qué es

Cuando hablamos de contorno podemos referirnos a la zona que rodea nuestros ojos o al producto en sí que debemos utilizar para cuidar este área, para que esta luzca en buen estado y siempre esté radiante.

En cuanto a la zona que rodea nuestros ojos debes saber que se trata de un área bastante particular, ya que cómo habrás leído en más de una ocasión, la piel de este perímetro es mucho más delgada que la tez de nuestro rostro.

Puede llegar a ser hasta cinco veces más fina, para que te hagas una idea. Debido a la delgadez y finura que presenta la sensibilidad es un factor que está latente, siendo por lo tanto un área mucho más sensible.

Esta delgadez de la piel de la zona la notaremos sobre todo a medida que vayamos envejeciendo, ya que la tendencia debido a la pérdida de colágeno y elastina, es que cada vez se muestra más fina, siendo casi vital utilizar un contorno a partir de los 40 años y extender productos con ácido hialurónico para mejorar las ojeras, por ejemplo.

También hay que tener en mente que en esta zona apenas contamos con tejido adiposo o glándulas sebáceas, por ello se convierte en un área mucho más expuesta y vulnerable a los factores externos y a los factores ambientales.

Del mismo modo encontraremos menor cantidad de colágeno que en otras zonas y menos fibras elásticas y la circulación sanguínea también es menor, siendo por ello más frecuente la formación de surcos oscuros o ojeras.

El contorno de ojos como producto cosmético

Como hemos visto, cuando hacemos mención a este termino, además de hacer referencia a una parte física y concreta de nuestro rostro, también podemos referirnos a un producto cosmético para cuidar y tratar la zona.

En este sentido, podemos referirnos a este producto como un fluido, que puede ser crema o sérum principalmente, con una formulación específica para los cuidados de la piel que enmarca esta zona.

Gracias a sus características específicas conseguirá hidratar la zona de una forma efectiva en su justa medida, consiguiendo que luzca con un aspecto mucho más firme y más sana.

Lo notaremos sobre todo, cuando lleguemos a cierta madurez y apliquemos por ejemplo un contorno pensado para los 50 años, ¡los cambios son inmediatos!.

¿Para qué sirve el contornos de ojos?

Una vez que tenemos claro qué es exactamente este producto cosmético toca conocer cuál son su funciones y así poder sacarle el mayor provecho posible.

Se puede llegar a pensar que se trata de un producto del que podemos prescindir en nuestra rutina facial diaria si aún no contamos con algunos problemas en esta zona, pero esta idea es completamente errónea.

Cuando nos referimos a problemas, estamos pensando en la formación de arrugas, falta de hidratación, en la aparición de bolsas o inflamación y en la formación de surcos oscuros, es decir, en ojeras, ya que son los problemas más comunes que presenta este área.

Por ello, así de una forma general, podemos decir que un contorno sirve para mejorar cualquiera de estas problemáticas, ofreciéndonos resultados de una forma visible.

Una de las funciones más buscadas en este tipo de cosméticos es la de mantener la hidratación en la zona, ya que una buen humectación puede suponer mantener la piel más jugosa y con menos asperezas y por lo tanto, esto sentará las bases para que no se de paso a la formación de arrugas, líneas de expresión o surcos más profundos en en este perímetro.

Tipos de contornos de ojos

En este apartado, para comprender mejor para qué puede llegar a servir este tipo de productos, lo ideal es comprender que a la hora de elegirlo debemos tener en cuenta cuál es el problema en cuestión que nos gustaría solucionar.

Para ello, a continuación te mostramos qué tipos de contornos de ojos son los más frecuentes.

  • Contornos para mejorar bolsas

Sobre todo por las mañanas, es muy habitual observar cómo esta zona amanece inflamada, un hecho estrechamente relacionado con el consumo excesivo de sal y con la retención de líquidos.

Encontramos productos específicos que cuentan con agentes calmantes y drenantes y con activos muy concretos como es el caso de la manzanilla, malva o hamamelis, por ejemplo. Suelen contar con una textura tipo gel para que se absorba enseguida en la zona y aporte un efecto refrescante.

Un truco infalible es guardar este producto específico en la nevera para que, gracias a la acción del frío las bolsas se deshinchen mucho más rápido.

Otro consejo, cómo hemos mencionado al inicio la estrecha relación de la formación de bolsas con el consumo de sal, será por lo tanto, reducir este consumo y de este manera evitar la retención de líquidos.

  • Contornos para mejorar ojeras

Las ojeras se producen normalmente a causa de una microcirculación deficiente, oscureciéndose así la zona. En esta ocasión se aconseja utilizar un tipo fluido que contenga extractos que mejore la circulación, como por ejemplo activos con Vitamina C y Vitamina E, que se encargan de mejorar la ojera y aclarar la zona.

Incluso, en algunos productos para mejorar las ojeras encontramos pigmentos iluminadores. Es frecuente encontrar buenos productos que mejoren ojeras y bolsas conjuntamente.

Se recomienda utiliza algún producto para mejorar las ojeras de este área que contenga extractos botánicos con Hesperidin methyl chalcone, por ejemplo, que no solo mejora ojeras y bolsas, sino que también mejorar el drenaje linfático.

  • Contornos para mejorar las arrugas y la flacidez

Estar constantemente gesticulando y parpadeando hace que las fibras de elastina y colágeno que rodean nuestra mirada se rompan de una forma mucho más fácil, dando paso a las conocidas patas de gallo.

A todas /os nos gusta ver la piel que rodea nuestra mirada sin arrugas; ya que es una problemática bastante común en la zona, debido a la piel tan fina y delicada que posee, la búsqueda de este tipo de productos es muy popular.

También te aconsejamos que cuente con Espino Blanco y Jazmín de Arabia, efectivos para hacer frente a arrugas, flacidez del párpado y ojeras, Goma Tara y Sapindus Mukorossi, activos tonificantes e hidratantes.

Cuando usar un contorno de ojos

Cuando usar contorno de ojos

Este tema siempre ha sido un gran debate, ya que dependiendo de los activos que contenga el producto en cuestión deberemos utilizarlo con una frecuencia u otra.

Por ello, lo primero que debemos tener muy claro son las necesidades personales con las que contamos y la frecuencia que recomiende el propio producto en sí que vayamos a utilizar, ya que en algunas opciones se aconseja utilizar dos veces al día, sólo por la mañana o sólo por la noche.

Es importante por lo tanto, que nos fijemos muy bien en las especificaciones del producto. Por ejemplo, un contorno que cuente con Vitamina C nos ayudará a iluminar la zona por la mañana.

Por otro lado, un producto que cuente con Retinol, será muy eficaz para mejorar los signos de la edad en las horas nocturnas.

Aunque, la mayoría de los contornos, de una forma general, se suelen utilizar dos veces al día, realizando una aplicación por la mañana y una aplicación por la noche.

Cómo debemos utilizar el contorno de ojos

Sobre esta cuestión, de una forma general podemos decir que se recomienda siempre utilizarlo con muchas delicadeza, teniendo muy presente que la piel de este perímetro es muy delicada y sensible, eso en primer lugar.

Por otro lado, también se suele tener muy en cuenta que el producto no se aplique muy cerca de los ojos, para evitar causar molestias e irritaciones. Una buena referencia para la aplicación de este producto es colocarlo justo en la zona del hueso orbital, respetando los volúmenes naturales con los que cuenta nuestro rostro.

Además, no debemos olvidar aplicarlo en la zona superior, entre las cejas y la zona lateral. En cuanto a la propia aplicación en sí del fluido se recomienda tener en cuenta lo siguiente:

  • Para activar la circulación: se recomienda aplicarlo con pequeños toques sobre la piel utilizando el dedo anular o cualquier otro dedo con el que podamos realizar la presión adecuada, sin hacer mucho esfuerzo.
  • Para mejorar la retención de líquidos: en este caso se aconseja realizar movimientos de arrastre, pero siempre con mucha delicadeza, desde el centro del perímetro hasta llegar a la zona de la sien, favoreciendo así la evacuación de líquidos y el drenaje linfático, mejorando el aspecto de las bolsas.

Ten muy presente que la piel que envuelve la mirada es muy delicada, especialmente cuando alcanza una madurez, así que al aplicar un contorno para 60 años por ejemplo, ¡evita realizar a toda costa movimientos demasiado bruscos!.

Mitos y verdades sobre el contorno de ojos

Son muchos los mitos y las verdades que se repiten una y otra vez acerca de esta parte tan concreta de nuestro rostro, incluso en cuestiones caseras, como por ejemplo, si es acertado el uso de vaselina cerca de la mirada para mantener la hidratación o respecto a otras cuestiones, como la edad de aplicación.

Para finalizar nos gustaría añadir algunos de los mitos y las verdades más populares acerca de esta sensible y delicada área, ya que nos ayudarán a comprender mucho mejor algunos aspectos y… ¡desmitificar otros!.

1. Sólo se utiliza en pieles maduras

Se trata de un mito en mayúsculas, porque como hemos visto a lo largo del post, no hay una edad exacta para comenzar a utilizar este tipo de cosmético.

A veces se menciona que es ideal comenzar a utilizarlo a partir de los 30 años, pero lo cierto es que dependerá de muchos factores, siendo por ejemplo el factor genético bastante determinante.

En este sentido, podemos contar con signos de envejecimiento desde edades tempranas, dependiendo de cómo sea nuestro tipo de piel o en función de cuestiones genéticas, como hemos mencionado anteriormente.

2. Sólo sirve para eliminar ojeras

Este punto puede ser verdadero y falso a la vez, ya que podemos encontrar productos que cumplan esta función pero además realicen de forma conjunta otras funciones a la vez y por el contrario, encontrar opciones que sólo mejoren las ojeras.

¡Es muy relativo, dependerá del producto por el que te decantes!.

3. Se debe aplicar frotando la zona, para que se absorba mejor

Esa afirmación es completamente falsa, ya que hemos insistido anteriormente que debe aplicarse únicamente realizando toques muy suaves o extendiendo con mucho cuidado.

4. Los aplicadores metálicos y el frío son buenos

Se trata de una frase totalmente cierta ya que está demostrado que el frío puede reducir la inflamación y descongestionar este área.

5. No consiguen mejorar las arrugas

Esta afirmación es completamente falsa, ya que existen muy buenos productos en el mercado, que con constancia y tesón nos ayudaran a mejorar los signos de la edad de una forma visible.

Para qué sirve contorno de ojos

Para terminar el post, esperamos que toda la información que hemos recopilado te haya servido de una gran ayuda y que desde hoy tengas mucho más claro qué es el contorno de ojos y para qué sirve y porqué debemos cuidar de una forma especial este perímetro de piel de nuestro rostro.

¡Cuida la piel que rodea tu mirada cada día y notarás los resultados!¡Prometido!.

Acerca de la autora

Cristina García es analista de productos dermoestéticos y editora jefe en Beautyme. Su misión es proporcionar una visión objetiva, contrastada y basada en la investigación sobre la efectividad de los productos de belleza.

Sigue leyendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *